martes, 17 de mayo de 2011

ENTREVISTA PING PONG: JAVIER SAIACH Y CARLOS BURRÓ


En esta edición les presentamos a dos talentosísimos diseñadores nacionales: Javier Saiach y Carlos Burró. Javier Saiach tiene una trayectoria de más de diez años en el mundo de la moda, durante los cuales ha vestido a figuras como Araceli González, Mirtha Legrand y Andrea Frigerio , ha estado presente en las mejores pasarelas de México, Argentina, Uruguay y Paraguay y ha sido el protagonista de varios especiales para E! Entertainment Television y Fashion TV. Por su parte, Carlos Burró se formó en el prestigioso Instituto Marangoni de Milán, Italia y desde su regreso al Paraguay en el 2009 se ha lucido en las pasarelas nacionales, convirtiéndose en toda una promesa de la moda paraguaya.

Tras una divertida sesión fotográfica y unas copitas de vino, accedieron a seguir la consigna: divertirnos con su habitual ingenio y las respuestas más delirantes y sin tapujos, contestando a cada una de nuestras preguntas con mucho humor y altas dosis de ironía.

¿A qué ícono de la moda le gustaría vestir y qué le pondrían?
Javier: A Rita Hayworth. Le pondría unos palazos bien anchos, una camisa blanca tipo smoking y un abrigo de armiño… ¡una Gilda del 2011!
Carlos: A la Marquesa Casati. Le pondría un vestido de brocatto carmesí.

¿Qué personaje imaginario elegirías para protagonizar tu campaña?
Javier: ¡A Tinkerbelle porque es una yegua pocket y a Jessica Rabbit que es una chica re Saiach!
Carlos: ¡A Maléfica, la mala de la Bella Durmiente!

¿Pieles, sí o no?
Javier: Pieles siempre y jamás sintéticas. ¡Quiero que Cruella De Vil quede básica!
Carlos: Sí, ¡la de todas las modelos que posaron para PETA! ¡Ja ja ja!

¿Puede una bisutería suplir a un diamante?
Javier: ¿Me estás cargando? ¡Supongo que es una broma de mal gusto!
Carlos: Sólo en un dedo de clase media…

¿Flores y bombones o diamantes y descapotables?
Javier: ¡Todos! ¿Por qué no? ¡Me lo merezco!
Carlos: Los bombones engordan. Las flores se marchitan. Los descapotables pasan de moda… ¡Los diamantes son eternos!

¿Qué material imposible usarían para hacer un vestido?
Javier: Tul fabricado con pétalos de rosas y bordado con mariposas aleteantes.
Carlos: ¡Para mí el poliéster sería lo impensable!

¿Qué debe tener toda mujer elegante en su ropero?
Javier: Joyas, pieles, un maxi vestido negro, un vestido de cóctel con mucho brillo, un zapato nude, un maxi bolso, una Birkin de Hermés, una camisa blanca mangas largas y ropas en tonos básicos como el negro, el camel, beige y un toque de animal print.
Carlos: Un vestido negro que calce perfecto, una camisa blanca de buen material, un collar de perlas y un buen abrigo de piel.

¿Sobriedad o Exuberancia?
Javier: ¿Me repite la pregunta por favor? ¿Qué es la sobriedad? ¡La exuberancia obviamente es lo que mueve mis sentimientos hacia la moda!
Carlos: Depende exclusivamente de la percha. Creo que una mujer puede ser exuberante sin ser vulgar, así como puede ser sobria sin ser aburrida.

¿Cómo es tu clienta ideal?
Carlos: ¡Rica!
Javier: ¡Muy rica!

¿Cuáles son tus caprichos?
Carlos: ¡Ay, tengo tantos que me ponés en un aprieto! Me gusta el buen cristal, el buen vino, la buena mesa, poder oler gardenias y disfrutar de una noche estrellada cualquier día del año.
Javier: Viajes a destinos nuevos, tener siempre flores naturales y frescas en mi casa y tener una cantidad absurda de relojes a pesar de que ni siquiera me importa la hora.

¿Qué es la moda para vos?
Javier: Es una forma caprichosa de mostrarse ante la gente, a veces obsesiva y otras insolente.
Carlos: Para mí lo es todo. Es el último pensamiento que tengo antes de dormir y el primero cuando me despierto. Un mecanismo de defensa y un lujo lleno de disfrute.

¿A quién no le vestirías ni aunque te pagara un millón de dólares?
Carlos: ¡Uf, tengo una lista tan larga! Esposas de políticos, modelos cachaqueras y amantes oportunistas.
Javier: Ni a Kelly Osbourne ni a la Duquesa de Alba.

¿Qué es lo peor que te dijo alguna vez una clienta?
Javier: “No importa, prefiero el sintético… pero hacéme descuento.”
Carlos: Una clienta gordita que me decía que la ropa le dejaba gorda. Le quería contestar: “Te equivocaste de Carlos. No soy Carlos Bacchetta, soy Carlos Burró. No soy cirujano plástico, soy diseñador. ¡No te puedo hacer una lipo, sólo puedo hacerte un vestido!”

¿Cuáles son los complejos y las manías que suelen encontrar en las mujeres a la hora de vestirlas?
Javier: Las mujeres de medidas casi perfectas encuentran defectos que no tienen y muchas otras no se ubican en cuanto a edad, peso, ni gusto.
Carlos: Creen en miles de mitos. Que el recogido avejenta. No avejenta, lo que avejenta es el sol. Que la ropa ajustada deja más flaca. No adelgaza, hay que saber embocarle al talle. Que el maquillaje cargado favorece. ¡Es una máscara lapidaria!

¿Cuáles consideran los mayores pecados de las paraguayas a la hora de arreglarse para una fiesta y que consejos les darían?
Javier: El exceso de maquillaje. ¿Acaso no saben que lo natural está de moda? La cantidad de espray que usan en el cabello. ¡Les diría que paren de dañar tanto al ozono! El abuso de los escotes y de las ropas ajustadas. ¡Hace siglos que lo oversize está de moda y todavía no se enteraron!
Carlos: El exceso en el arreglo. Demasiado pelo, demasiado maquillaje, ¡demasiado brillo, con demasiado TODO! Les aconsejaría que acerquen todo lo posible el color de pelo a su color natural, que dejen de embustirse tanto, que no se aparten de las fibras naturales y que antes de salir de la casa se saquen una capa de maquillaje.

¿Qué comprarían en el Mariscal López Shopping de tener a su disposición fondos ilimitados para darse el atracón de compra de sus vidas?
Javier: Joyas de Chopard de Vendome Center y vajilla de Tiffany de Nueva Americana. Todos los modelos nuevos de Nike y el auto del Club M.
Carlos: Vaciaría Della Poletti, luego me compraría todas las biografías interesantes que encuentre en Quijote, y por último me compraría el carrusel del Mariscal Play para ponerlo en mi patio.

¿Qué admiran del estilo del otro?
Javier: A mí me gusta mucho el toque moderno de Carlos. Las nuevas combinaciones de colores y los metros de género que usa para lograr ese dramatismo que le da a cada look.
Carlos: Creo que Javier es uno de los pocos que puede componer con brillos, color y textura un vestido dramáticamente lujoso. ¡Admiro el dominio que tiene del exceso!